¿Qué es la APLV?

¿Qué es la APLV?

¿Qué es la APLV?

Es probable que el pediatra recomiende fórmulas extensamente hidrolizadas (con o sin lactosa) o fórmulas elementales o de aminoácidos, según la sintomatología y gravedad. También es posible que estas fórmulas contengan simbióticos, combinación de prebióticos y probióticos, que pueden reequilibrar la composición de la microbiota intestinal de los bebés con APLV. ​

Como ya hemos mencionado, en caso de que tu hijo tome leche materna, se recomienda que la madre cambie su alimentación y excluya todas las proteínas de la leche de su dieta. Si eso no ayuda, el pediatra te aconsejará que tome una fórmula infantil adaptada que puede contener proteínas hidrolizadas o bien una fórmula que no contiene proteínas de leche de vaca, como son las denominadas fórmulas con aminoácidos o elementales.​

¿APLV o intolerancia a la lactosa?

A pesar de compartir algunos de los síntomas, la APLV y la intolerancia a la lactosa son dos afecciones totalmente diferentes que afectan al cuerpo de manera distinta. Es muy fácil confundirlas, sin embargo, la siguiente información te ayudará a diferenciarlas.

La principal diferencia es que la APLV es una alergia alimentaria, lo que significa que el sistema inmunitario reacciona de forma exagerada ante una o más proteínas presentes en la leche de vaca. Para evitar una reacción alérgica a los alimentos, es importante evitar la ingesta de la proteína.​

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad para digerir el azúcar de la leche (denominado lactosa). La lactosa, para absorberse desde el intestino, sufre la acción de una enzima llamada lactasa. Algunos bebés no tienen suficiente cantidad de lactasa y no pueden digerir (“romper”) la lactosa; esta permanece en el intestino, no se absorbe y da lugar a diarrea, dolores tipo cólico y otros síntomas. Se trata de una intolerancia alimentaria, lo que significa que el cuerpo no puede digerir este nutriente. El sistema inmunitario no se ve implicado por lo que no se produce ninguna reacción alérgica. Síntomas como hinchazón, dolor abdominal, flatulencia o diarrea pueden ser signos de intolerancia a la lactosa. . Pregunta a tu pediatra cuál es el tratamiento nutricional adecuado para tu bebé si es diagnosticado de intolerancia a la lactosa.

¿Existe la alergia a la lactosa?

La alergia a la lactosa no existe como tal. La lactosa es uno de los muchos componentes de la leche. Es un hidrato de carbono o azúcar que se encuentra en la leche, y que puede causar a veces síntomas digestivos provocados por intolerancia a la lactosa. Decir alergia a la lactosa es un error.

BIBLIOGRAFÍA

* Valdesoiro Navarrete L,et al. Protoc diagn ter pediatr. 2019;2:207-15​

  • Van der Aa LB, et al. Allergy, 2011;66(2):170-7. ​
  • Van Der Aa LB, et al. Clin Exp Allergy. 2010;(40):795–804. ​
  • Burks AW, et al. Pediatr Allergy Immunol. 2015;26(4):316–322. ​
  • Candy DCA, et al. Pediatric research, 2018;83(3):677–686. ​
  • Fox AT, et al. Clin Transl Allergy. 2019;9(1):5)